[AUDIONATURA] Episodio 8: Alergia estacional

La alergia estacional es uno de los principales motivos de demanda que he tenido a lo largo de estos años de práctica. Cuando era niño tuve varios ataques de asma que el alergólogo relacionó con alguna alergia. Para tratar esta enfermedad recuerdo con bastante angustia el tener que ir varias veces al mes a hacerme las pruebas cutáneas y recibir mi vacuna. Era un tedio y no sentía que sirviera para nada.

El primer ataque lo tuve en el colegio del pueblo al que me mudé con 11 años. Toda mi infancia había transcurrido con relativa paz, pero mis padres decidieron mudarse a otro sitio y perdí a mis amigos y a mi zona de confort para entrar en un colegio donde los niños eran bastante crueles conmigo y los invernaderos estaban mas cerca. La primera vez que tuve un encontronazo con uno de ellos me puse fatal y no podía respirar y a partir de ahí todo fue a peor hasta el día en el que le planté cara firmemente a uno de ellos y me defendí. No volví a tener alergia nunca más.

Al cabo del tiempo y después de abandonar el tratamiento propuesto por el alergólogo llegué a la conclusión de que el asma tenía un componente emocional que estudié con mas profundidad en la Biodescodificación. En resumen, la teoría que apoyo sobre la aparición de la alergia es la del anclaje: tenemos un conflicto emocional no resuelto y un contacto con una sustancia (polvo, polen, olivo, marisco…) y nuestro organismo lo toma como un peligro e hiperreacciona la próxima vez que tiene contacto con con esta sustancia.

Aparte de liberar este conflicto emocional inconsciente (en mi caso fue en forma de puñetazo al que me estaba acosando en el colegio) las terapias naturales nos pueden ayudar como alternativa a los antihistamínicos y para tratar la raíz del problema:

1) Los oligoelementos son minerales que tenemos en nuestro cuerpo en pequeñas cantidades y que nos ayudan de manera exógena en ciertas alteraciones. En el caso de la alergia hay un protocolo muy útil y eficaz en cuanto a la prevención. Para asegurarnos de su efecto es mejor empezarlo 2 meses antes de la época en la que tenemos alergia:

-Manganeso (Mn): inmunoestimulante y antihistamínico natural. 1 ampolla a días alternos 3 veces a la semana en ayunas. En caso de síntomas agudos, tomar 1 ampolla al día en ayunas 6 veces por semana.

-Azufre (S): antianafiláctico y desintoxicante hepático. 1 ampolla los días alternos al Manganeso, 3 veces por semana. En caso de síntomas agudos, tomar 1 ampolla diaria.

-Fósforo (P): sirve para las crisis agudas por tratar reducir los síntomas hiperreactivos. En caso de síntomas agudos, tomar 1 ampolla diaria alejada de las comidas.

-Manganeso-Cobre (Mn-Cu): esta combinación es muy interesante porque unimos la eficacia del Manganeso como antialérgico a la potencia antiviral del Cobre. Usaríamos esta combinación con los problemas de tipo respiratorio como la faringitis con 1 ampolla diaria.

2) La Medicina Tradicional China (MTC) ha identificado hasta 23 patrones diferentes de rinitis alérgica, por lo que podemos deducir que lo mas importante es la individualización de los tratamientos para que sean mas efectivos:

Sin duda, hablar de alergia en MTC es hablar del Pulmón, cuya insuficiencia parece ser la causa mas directa de este problema. El Pulmón en MTC gobierna las vías respiratorias y cualquier desequilibrio de este ámbito se relacióna con él. Aunque hay que tener en cuenta que normalmente la primavera es la que desencadena las reacciones alérgicas y esto ocurre cuando el elemento Madera (Hígado) se opone al elemento Metal (Pulmón).

“La primavera la sangre altera” cobra todo su sentido cuando vemos que el Hígado es un regulador emocional, está relacionado con el inconsciente y es donde se reserva la Sangre del cuerpo. Al llegar la Primavera, que es una estación Yang, la sangre asciende y provoca alteraciones y estados de ánimos Yang: ira, nerviosismo, ansiedad… Y esto guardaría relación con la teoría de la Biodescodificación antes mencionada, porque el Hígado arrastra los conflictos emocionales inconscientes y “los saca a la superficie” en forma de alergia para recordarnos que tenemos una tarea pendiente.

Hay diversos estudios que muestran la eficacia de la acupuntura, la auriculoterapia y la fitoterapia en la rinitis alérgica tanto en adultos como en niños (1, 2, 3, 4,5, 6,7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15)

3) En cuanto a homeopatía, contamos con numerosos estudios que avalan el efecto terapéutico en cuanto a la polinosis, alergia, fiebre del heno, alergia a gatos, enfermedades atópicas y la rinitis alérgica (1, 2). Como siempre digo: si quieres tratarte con homeopatía y que sea una intervención exitosa hay que buscar una atención individualizada porque el mismo remedio que le puede servir a una persona a otra puede no hacerle nada.

4) La salud intestinal y el tratamiento con probióticos han demostrado ser importantes en las alergias (1, 2, 3, ,4 ,5, 6). Esto enlaza con la teoría de la MTC en cuanto a la relevancia que tiene el Bazo y su insuficiencia en las alergias y en el papel tan importante que cumple en la inmunidad.

5) La naturopatía posee ciertas plantas como la cúrcuma (1, 2) el butterbur (1, 2),  sustancias como la quercitina o aceites esenciales de la aromaterapia que también parecen ayudar en los síntomas alérgicos y en la calidad de vida de las personas afectadas por esta enfermedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario