[AUDIONATURA] Episodio 7: Evidencia y experiencia de la meditación.

Cuando atiendo a personas con problemas mi objetivo no es darles un pescado sino enseñarles a pescar. Me refiero a que no me sirve de nada poner parches a una enfermedad, lo que de verdad me interesa es que comprendan la raíz de donde vienen sus males y que sepan lidiar con ello. Para esto, una herramienta gratuita que se puede hacer en cualquier sitio y a cualquier hora y que parece ser eficaz es la meditación.

Pero paremos un momento: ¿quién de nosotrxs es capaz de parar su cabeza durante 5 minutos? Esta es, quizás, la pregunta del millón y también la gran desmotivación: no somos capaces ni parar de pensar ni un solo minuto. Lo que si podemos hacer es enfocar y usar nuestra mente como nosotrxs queramos. Eso nos dice la experiencia y la ciencia.

Teniendo en cuenta que observamos la enfermedad como un desequilibrio a nivel general del cuerpo y la mente, los procesos de salud y enfermedad son bidireccionales. Es decir, que “mens sana in corpore sano” y viceversa. Entonces no nos sirve de nada tratar el plano físico y corporal sino incidimos sobre el plano mental. Se ha visto que hay terapias como la acupuntura que es capaz de influir en ambos campos. Pero aún así creo en la autogestión de la salud y en enseñarle a las personas estrategias para prevenir la enfermedad ya sea con técnicas de gestión emocional como la meditación que ha demostrado sus efectos positivos a nivel cerebral o con alimentación . 

¿Que nos dice la evidencia científica sobre la meditación?

-Contamos con un artículo del Journal of the American Heart Association donde sugieren ciertos beneficios sobre el riesgo cardiovascular como en el síndrome coronario agudo, también se ve efectiva en la reducción de la presión sanguínea sistólica, el estrés percibido y la ira en pacientes cardíacos, la mejora en pacientes con hipertensión arterial y en la reducción del estrés.

-Hay estudios muy prometedores de investigación muy interesantes como en las enfermedades de tipo respiratorio como el asma, en la diabetes, en la migraña crónica, en el apetito y la pérdida de peso, en el tinnitus o en las adicciones como el tabaquismo.

-En los pacientes con cáncer o que han sobrevivido a esta enfermedad también hay algunos estudios muy interesantes: en supervivientes de cáncer de mama se mejoraron los niveles de estrés, la calidad de vida y el apoyo social;  también parece ser eficaz para disminuir la alteración del estado de ánimo o reducir la actividad telomerasa; en pacientes tratados con quimioterapia parece que la meditación puede ser efectiva para reducir el cortisol y en cuanto a supervivientes jóvenes del cáncer de mama también parece haber efectos positivos del mindfulness sobre la señal proinflamatoria.

-Los problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión, también tienen unos cuantos estudios interesantes en los que la meditación parece eficaz.

-En el manejo del dolor también parece haber evidencia:  miofascial, de espalda baja hay unos cuantos estudios, en la fibromialgia aparte del dolor también parece efectivo en la depresión asociada a esta enfermedad, e incluso en pacientes tratados con opiáceos

Creo que la meditación puede acompañar a cualquier terapia y ser beneficiosa para casi cualquier patología porque cuando nuestra mente está en paz es difícil que el resto de cuerpo no lo esté. Deberíamos de aprender a respirar y parar un momento desde niñxs, creo que es esencial para la prevención de muchos problemas y para cultivar nuestra salud.

Aquí os dejo un enlace a una meditación de 10 minutos de mi amiga Rocío Moreno, espero que os guste:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario